Vendajes terapéuticos

Vendajes funcionales

Los vendajes funcionales se emplean en lesiones tendinosas, musculares y de ligamentos (en caso de traumatismos, esguinces, etc). Se realizan mediante la aplicación de tiras adhesivas rígidas para lograr una inmovilización parcial de la articulación, limitando la movilidad articular en relación con la lesión producida. Con ello, se consigue estabilidad al mismo tiempo que se permite el resto de movimientos propios de la articulación, así como el apoyo de la extremidad. De esta manera evitamos los numerosos inconvenientes y problemas que generan las inmovilizaciones completas (uso de escayolas, férulas, etc.), como la pérdida de masa muscular, acortamientos o rigideces musculares, adherencias en los tejidos, problemas circulatorios, etc.

Fisioterapeuta aplicando un vendaje funcional en el pie del paciente

Vendaje neuromuscular

El kinesiotaping o vendaje neuromuscular es una técnica de vendaje en la que se emplea una venda elástica directamente sobre la piel. Este vendaje debe tener una colocación específica según el músculo a tratar o el efecto que se pretenda conseguir.

El vendaje neuromuscular hace que aumente el espacio subcutáneo, ayudando a reducir el dolor y la inflamación, normalizando y equilibrando el tono muscular. Además, mejora la circulación sanguínea y linfática, ayudando en el proceso de recuperación del paciente, complementando el tratamiento de fisioterapia.

Fisioterapeuta aplicando un vendaje neouromuscular en la espalda de un paciente