Terapia manual contemporánea

En el Centro de fisioterapia Carmen Rojas utilizamos las técnicas más actualizadas de terapia manual, abordando el dolor desde su globalidad y en todos sus aspectos, realizando un minucioso análisis previo sobre qué procedimiento es el más indicado para la patología y las condiciones de cada paciente.

En los siguientes apartados te mostramos algunas de las técnicas manuales que usamos en nuestros tratamientos y te explicamos en qué consisten:

Técnicas miofasciales

La fascia es un tejido elástico que envuelve, protege y conecta todas las estructuras del cuerpo, ya sean órganos, glándulas, huesos o músculos. Una lesión, una inflamación, un traumatismo, etc. modificará las características de la fascia, volviéndola más rígida, por lo que, repercutirá negativamente en el resto de estructuras, en las que se generará una disfunción.  Estas técnicas están destinadas a mejorar estas disfunciones, mediante presiones suaves y posicionamientos específicos, destinados a producir cambios en el tejido fascial para mejorar su funcionalidad y recuperar su elasticidad.

Neurodinamia

Comprende una serie de técnicas que consisten en el deslizamiento de los nervios de cualquier parte del cuerpo, liberándolos de los atrapamientos que pueden sufrir en su recorrido. Cuando un nervio está atrapado y no se desliza adecuadamente sufrirá una compresión que dará lugar a sensaciones como hormigueos, adormecimiento, dolor, etc. Con estas movilizaciones, mejoraremos el deslizamiento del nervio y su riego sanguíneo, así como el de las zonas afectadas, disminuyendo el dolor y las sensaciones anormales.

Masajes terapéuticos (deportivo, descontracturante, circulatorio)

Los beneficios del masaje son numerosos: mejora la circulación y la oxigenación sanguíneas, ayuda a eliminar las sustancias de desecho, facilita el retorno venoso (el flujo de sangre que debe regresar al corazón), ayuda a recuperar la función muscular, libera sustancias que favorecen la relajación, etc. El tipo de masaje irá determinado por las características de cada paciente y sus necesidades.

Drenaje linfático manual

La linfa es el líquido que circula en el interior de los vasos y ganglios linfáticos, cuya función es, entre otras, recolectar el líquido existente entre las células y devolverlo a la sangre. Por cualquier causa patológica (un traumatismo, una intervención quirúrgica, etc.), este líquido puede estancarse y producir acúmulos o edemas. El drenaje linfático, mediante maniobras muy suaves, drenará y desplazará la linfa a vasos o ganglios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

Técnicas osteopáticas

Añadidas a las demás y englobadas en el tratamiento de cada paciente, con estas técnicas buscamos recuperar el equilibrio corporal, reactivando sus mecanismos de autocuración, para devolver el movimiento normal, así como la función, a las estructuras miofasciales, articulares, viscerales, neurológicas, etc. que lo han perdido, pudiendo provocar una pérdida de su capacidad funcional total o parcial. Esta falta de movimiento normal generará una serie de signos y síntomas que pueden ser el origen de los problemas de los pacientes: dolor, incapacidad funcional, etc.

Estas técnicas comprenden movilizaciones articulares, técnicas musculares específicas, manipulaciones vertebrales o articulares, etc.

Terapia manual visceral

Haz click en este enlace para consultar información detallada sobre este tipo de terapia.